LA IMPRESORA

Ningún equipo informático está completo sin una impresora, pues es lo que nos permite divulgar nuestros trabajos, sin detrimento de Internet, y transferir la información de un usuario a otro, independientemente de la tecnología de información utilizada.
Hasta la década de los 80, sólo existían dos métodos de impresión, láser o matricial, destinada la primera de ellas, por coste y voluminosidad, a las medianas y grandes empresas, y la segunda a las medianas y pequeñas empresas y a los usuarios particulares. Con la aparición de las impresoras de inyección de tinta en los años 80 y la introducción del color en la década de los 90, el mercado de la impresión sufrió una gran revolución, de modo que hoy en día las impresoras matriciales han practicamente desaparecido del mercado, excepto para usos muy específicos, y las impresoras de inyección y las impresoras laser están librando una batalla en la que el primer beneficiado es el usuario final.

Aunque normalmente asociamos impresora láser a entorno empresarial, e impresora de inyección de tinta a entorno doméstico, hoy en día, la cada vez menor diferencia de precio entre ambos tipos de impresoras y la mejora de calidad y velocidad, especialmente en la impresión en color, de las impresoras de inyección de tinta, hace que cualquier usuario profesional o doméstico tenga serias dudas sobrte la tecnología a escoger.

Obviamente, las posibilidades de impresión en color y el precio asequible de la impresora de inyección de tinta, la ha convertido en la reina del mercado doméstico, y el entorno empresarial está poniendo también sus ojos en esta tecnología.

¿Cómo funciona?

Para explicar el funcionamiento de una impresora, debemos distinguir las distintas tecnologías de impresión existentes en el mercado: INYECCIÓN, LASER, MATRICIAL.

IMPRESORAS DE INYECCIÓN DE TINTA
En general, la tinta es expulsada por unas boquillas, pasa a través de una serie de medios y es lanzada hacia el papel para construir una imagen.Resultado de imagen para impresoras

Para completar una página, un cabezal de impresión se mueve horizontalmente a lo largo de la página gracias a un motor que lo mueve de izquierda a derecha y viceversa, mientras que otro motor hace avanzar verticalmente la página paso a paso. Sin embargo, para acelerar la impresión, el cabezal imprime más de una línea de píxeles de cada pasada, al menos un par de ellas, una al moverse de izquierda a derecha y otra al volver a su posición original de derecha a izquierda.

Por su parte, la cantidad de tinta que expulsan las boquillas viene determinada por el DRIVER controlador de la impresora, que es el que decide qué boquillas expulsan tinta y cuándo lo deben hacer.

Dentro de este tipo de impresoras existen dos métodos básicos para lanzar la tinta sobre el papel: TECNOLOGÍA TÉRMICA y TECNOLOGÍA PIEZO-ELÉCTRICA.

La TECNOLOGÍA TÉRMICA es la más extendida, y por medio de ella se utiliza calor para expulsar la tinta sobre el papel. Esta es la tecnología utilizada por grandes fabricantes como HEWLETT PACKARD y CANON.

La TECNOLOGÍA PIEZO-ELÉCTRICA es el sistema propietario y exclusivo de EPSON y consiste en lo siguiente: el cabezal de impresión tiene una especie de cristal detrás del depósito de tinta con la forma de un cono de altavoz que vibra cuando se le aplica una corriente eléctrica; al vibrar este cono expulsa una gota de tinta a través de la boquilla y ésta queda depositada en el papel, sin necesidad de calentar la tinta.

Ir a inicio

IMPRESORAS LASER
Funcionan de modo similar a las fotocopiadoras, diferenciándose en la fuente de luz, pues en la fotocopiadora la página es escaneada con una luz brillante, mientras que en la impresora hp la fuente de luz es, por supuesto, un láser.

El proceso es el siguiente: la luz crea una imagen electroestática de la página sobre un fotoreceptor cargado de electricidad, que a su vez atrae el toner con la forma dibujada por la imagen electroestática. Dentro de la impresora hay un tambor octogonal con una cobertura que le permite llevar una carga electroestática y que se carga en toda su superficie rotando sobre unos electrodos. A continuación el láser emite una luz muy brillante sobre el tambor descargándolo selectivamente, de modo que sólo queda carga electroestática en los puntos que van a imprimirse sobre el papel, de modo que cada punto del tambor corresponde con un punto en el papel.

Mientras el tambor va rotando para descargar selectivamente cada línea, la línea anterior entra en contacto con el toner, un polvillo muy fino, y lo atrae a las zonas cargadas. Al final de la rotación, el tambor tiene una imagen dibujada sobre él, y cuando la hoja es introducida por los rodillos y entra en contacto con el tambor, la imagen se transfiere al papel, pero para que la imagen se fije se aplica al papel calor y presión (de ahí que las hojas impresas en una impresora láser estén calientes) y finalmente el tambor se limpia de restos para la siguiente impresión.

En algunas impresoras económicas (llamadas impresoras LED), el láser se sustituye por una matriz de LEDs (Light Emitting Diodes – diodos que emiten luz), aunque se pierde en resolución lo que se gana en precio. También existen impresoras LCD, en las que se sustituyen los diodos por un panel de cristal líquido como fuente de luz.

La principal diferencia entre una impresora de inyección de tinta y una láser es que esta última necesita tener toda la información del documento a imprimir en su propia memoria antes de empezar a imprimir, pero el lenguaje utilizado para comunicar la información del PC a la impresora, para que ésta imprima exactamente lo que se ve en la pantalla del ordenador, varía según el tipo de impresora: POSTSCRIPT, PCL, GDI o ADOBE PRINTGEAR.

Ir a inicio

IMPRESORAS MATRICIALES
El funcionamiento de las impresoras matriciales se basa en el golpeteo de una serie de agujas o alfileres contra una cinta de tinta, de modo que se crean sobre el papel una serie de puntos muy próximos entre sí con la forma apropiada.

La calidad de la impresión vienen determinada por el número de agujas o alfileres, entre 9 y 24, de modo que a mayor número, mayor calidad, siendo las de 24 agujas las que ofrecen una calidad aceptable.

La velocidad se mide en cps (caracteres por segundo), oscilando entre 50 y 500, siendo menor la velocidad a mayor resolución.

La única ventaja frente a otras tecnologías es el poder imprimir sobre papel continuo multicopia (el papel continuo simple puede utilizarse también en algunas impresoras láser y de inyección).

Ir a inicio

RECOMENDACIONES

Las IMPRESORAS MATRICIALES hoy en día solamente son interesantes en entornos ofimáticos, por su capacidad de impresión multicopia en papel autocalcante continuo. Preferiblemente escoger una de carro ancho y 24 agujas. Opciones inferiores pueden verse limitadas en poco tiempo.

Las IMPRESORAS DE INYECCIÓN DE TINTA son las ideales para el mercado doméstico y las pequeñas oficinas donde la impresión en color a bajo coste de compra, aunque no tanto de mantenimiento) es el factor decisivo. Evitar las impresoras de un solo cartucho intercambiale, y en caso de necesitar una impresión con calidad fotográfica, tener en cuenta las impresoras de más de cuatro colores. De todos modos, hoy en día, con el aumento del número de inyectores de cada cartucho y el software inteligente, la calidad de las impresoras de cuatro colores no difiere mucho de otros modelos más caros y con más colores. Recordar que el uso de cartuchos separados para cada color abarata considerablemente el coste de mantenimiento si se van a imprimir cantidades importantes de documentos o fotografías en color. Y antes de comprar, comprobar el precio de los consumibles.

Las IMPRESORAS LASER son las ideales para las grandes empresas con altos volúmenes de impresión, donde además de la calidad (hoy en día las de inyección han avanzado mucho en este aspecto), la velocidad es un factor importante. La IMPRESORA LASER EN COLOR es un requisito, no un capricho, para empresas de publicidad, aunque no hay que olvidar otras tecnologías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *