En pizzas, pastas y postres: es la hora del alcaucil

Pocas creaciones de la naturaleza son tan perfectas como el alcaucil. Desde sus gajos violetas a su corazón carnoso y suave. Aunque las conservas de pueden comer todo el año, solo algunos meses lo encontramos fresco para llevarlo a la mesa. Por suerte para nosotros, ahora es el momento y tanto los productores como los chefs se lo tomaron muy en serio. Del 1 al 7 de septiembre se lleva a cabo M.E.S.A. de Invierno, una iniciativa de A.C.E.L.G.A. promover el consumo del producto de esta estación.

12 restaurantes de Buenos Aires servirán menús inspirados en los alcauciles provenientes de productores de La Plata, Alcachofas Platenses, que acaban de obtener el sello de Identificación Geográfica por su calidad. Además, en todos los casos habrá un trago de bienvenida hecho con Cynar, el aperitivo con base de…alcaucil. En M.E.S.A. (Menús de Estación con Sabores de Argentina), será la primera vez que un grupo de restaurantes le compra directamente a estos productores así que podemos esperar máxima frescura y calidad.

Para carnívoros

Algunos los servirán en salsas o guarniciones sobre bandejas de madera, junto a proteínas de todo tipo como La Cabrera que tendrá bifecitos vuelta y vuelta de cuadril, panceta crocante y pesto de alcaucil; Paraje Arévalo, con pesca del Atlántico, velouté y chips de alcauciles; o Terrazas Bistró de La Rural (comandado por Los Peterson), con sus pechuguitas de pollo sobre una salsa de limas y un risotto fresco de alcauciles.

Pasta de invierno

Más de uno lo incluyó en platos de pasta como Tomo I que los eligió como relleno de sus ravioles. Mooi, tendrá como plato principal tallarines caseros con crema de alcauciles, hierbas y queso parmesano con chips de limones en conserva sobre individuales de cuero. Mientras Donato Di Santis servirá en su Cucina Paradiso tortelli artesanales rellenos de ricota y alcaucil, con condimento de tomate fresco concassé, alcauciles y mascarpone. El recién reformado Los Galgos, ofrecerá también tagliatelle con pesto de alcauciles, albahaca, nuez y tomates secos. Y Fernando Trocca pensó para Sucre en fagottini de alcauciles con crema de limones curados sobre manteles de cuero para mesa.En M.E.S.A. los alcauciles irán directo del productor a la mesa del restaurante

De autor

Martín Molteni de Puratierra se propuso demostrar que el alcaucil también puede servirse en un postre y servirá un parfait helado de nuez moscada, almíbar de pimiento y mandarina, toffee con sal y alcauciles secos crocantes. Hernán Gipponi, famoso por su arroz, servirá en esta ocasión en Naná arroz Carnaroli orgánico meloso con alcauciles, langostinos, puerro y verdeo.

Por su parte, Basa también apostó por el arroz con un risotto al azafrán con calamarettis a la plancha y una sinfonía de vegetales: alcauciles, espárragos y arvejas. ¿Alguna vez se te ocurrió ponerle alcaucil a tu pizza? A Danilo Ferraz de 1893 sí, y la ofrecerá a la parrilla como siempre con mozzarella y romesco.

Los menús completos y los datos de los restaurantes para reservar están en su sitio o en su página de Facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *